Retrasan obras de ampliación en Avenida Pedro Fontova

pedro_fontovaEl sector residencial de Pedro Fontova, en Huechuraba, han protestado por más de tres años los retrasos que deben sufrir a la hora de salir de sus casas. Cerca de una hora demoran los vehículos en recorrer los tres kilómetros de camino.

Por tal razón, el Serviu Metropolitano y la Municipalidad de Huechuraba comenzaron a hacer una serie de modificaciones, entre ellas, la habilitación del tramo faltante de Av. Los Libertadores, una vía en paralela a Pedro Fontova y que permite a los residentes acceder desde Guanaco Norte hasta la caletera de Av. Américo Vespucio y que ha reducido en un 30% las aglomeraciones.

Sin embargo, uno de los proyectos tuvo un retraso de casi un semestre, producto de un error en la licitación. Se trata de la ampliación de Av. Pedro Fontova, entre Punta Nogales y Av. Américo Vespucio, que habilitaría una pista más por sentido, además de tres pistas de salida, dos de entrada y una curva más suave a la entrada del sector.

“En noviembre se adjudicó la licitación a una empresa y esta desistió. Se llamó a la segunda mejor oferta y también desistió, por lo que se declaró desierta en enero esa licitación y de inmediato se llamó a otra”, explica el alcalde de Huechuraba, Carlos Cuadrado.

La nueva licitación ya se encuentra adjudicada y está a la espera de la toma de razón en la Contraloría General de la República, proceso que, según el Serviu Metropolitano, tomaría unos dos meses para comenzar a ejecutar las obras, que tienen un costo de $ 2.390.000 millones y que se van a retrasar unos seis meses de lo presupuestado (debían comenzar en enero). Estarían comenzando a principios de junio y finalizarían el primer semestre de 2015.

“Les queremos dar una tranquilidad a los vecinos, porque estamos trabajando de la mano con el municipio de Huechuraba para solucionar este problema. No fue un problema de gestión, sino que los ofertantes desistieron de adjudicarse las obras”, afirma el director subrogante del Serviu Metropolitano, Mauricio Liberona.

Para Sergio Palacios, vocero del movimiento “Furiosos por el Taco”, que protesta por la congestión en este sector del norte de Santiago, las medidas que ya se han aplicado han tenido algunos resultados; sin embargo, las nuevas calles y ensanchamientos no solucionarán del todo el problema que afecta al sector.

“Acá se están solucionando los tacos, pero la densidad ha ido en aumento y el problema persiste. Con nuevas calles no se arregla el problema de los tacos. Acá tiene que haber algo más integral. Poner más ciclovías, involucrar al MOP dentro de las soluciones y hacer una salida directa de la autopista con Pedro Fontova. Nuestro problema no es pagar, pero así recién vemos una mejora dentro de los próximos cinco años”, remató Palacios.

Dejar Comentario