No Matemos la Gallina de los Huevos de Oro

9158_Juan-Carlos-Martinez-C-G_18

Columna Cirpan, Abril de 2014.

Por Juan Carlos Martínez Zepeda
Presidente del Círculo de Empresas Panamericana Norte, CIRPAN A.G.

Hoy, cuando el lucro y los empresarios son denostados, es conveniente recordar que la empresa es el verdadero motor de la economía, una fuente importante de creación de empleos, fomenta la competitividad y genera espíritu empresarial e innovación.

El PIB per cápita de Chile en 1993 era alrededor de 3.500 dólares, hoy estamos cerca de 20 mil, es decir, un crecimiento de casi 6 veces. Y aunque en ese período fuimos beneficiados por el alto precio del cobre, lo relevante es que gracias al modelo económico y la empresa privada, con las señales y los incentivos correctos hizo posible este verdadero milagro que lamentablemente no es apreciado por muchos chilenos.

Cuando, como hoy, se desecha el concepto de crecimiento por el concepto de igualdad y el peligro es que se termine igualando hacia abajo, con el consiguiente empobrecimiento de todos gracias a la receta populista de subir el impuesto a las empresas.

Recordemos que en tiempos de estabilidad y crecimiento económico, las empresas no solo son capaces de dar empleos de calidad y productos competitivos, también generan lucro, que no es más que la ganancia legitima a que tiene derecho el capital. Con él se generan los impuestos y donaciones. Pero además la empresa es la entidad social que agrega valor para la sociedad. Muchas están pensando en “algo más”, que tiene que ver con los grupos de interés de las empresas: la preocupación por el bienestar y seguridad de los trabajadores. Por la satisfacción total de los clientes. La colaboración mutua con los proveedores. La buena relación con los vecinos y la comunidad o el cuidado del medio ambiente, entre otros.

El resultado de este comportamiento agrega valor. La marca se prestigia y se la reconoce por la comunidad. Es un tipo de capitalismo más sofisticado que tiene el potencial de enriquecer la performance corporativa y simultáneamente mejora la calidad de vida de millones de personas. Así, las empresas que comprendan la importancia de integrar estas políticas dentro de sus estrategias competitivas, tendrán asegurada su propia sustentabilidad y éxito futuro.

http://www.estrategia.cl/detalle_columnista.php?cod=9158

 

Dejar Comentario