Con el objetivo de buscar soluciones alternativas que reduzcan o separen el material contaminante de las aguas residuales para reutilizarlas, 4 empresas socias de CIRPAN se inscribieron para conocer y evaluar los resultados del primer prototipo de electrocoagulación desarrollado por INACAP Sede Renca. ANASAC fue la primera de ellas.

El pasado 14 de agosto, el Vicerrector de INACAP Sede Renca, Román Vera, en conjunto con el Director de Innovación y emprendimiento, Adrian Soto, y los investigadores Oscar Donoso y Juan José Cabrera de la Escuela de Agropecuaria y Agroindustrial, visitaron las dependencias de la planta de ANASAC, por ser la primera empresa asociada a CIRPAN en inscribirse para conocer el prototipo de electrocoagulación.

La electrocoagulación es un método para la purificación de aguas residuales, que desestabiliza los contaminantes del agua (disueltos, en suspensión o emulsionados) mediante la acción de corriente eléctrica directa, de bajo voltaje y por la acción de electrodos metálicos, los que normalmente pueden ser hierro y/o aluminio.

Posterior a esto, el residuo generado puede ser tratado por medio de otras técnicas hasta obtener un subproducto de menor volumen y más fácil de gestionar.

Durante la visita a ANASAC, el Director de Innovación y Emprendimiento, Adrian Soto expuso:“El objetivo es entregar una solución para el tratamiento de las aguas residuales alternativo a lo  tradicional que se conoce como osmosis inversa, en donde se disminuye o separa el material contaminante que estas presentan, para reutilizarlas en el mismo proceso productivo de la empresa o utilizarlas para riego”.

El docente Oscar Donoso comentó: “Como INACAP Renca queremos que la Electrocoagulación sea más específica y eficiente. Por eso, la relación que estamos estableciendo con CIRPAN es clave para nuestro proyecto, pues son el nexo con las empresas se enteren de esta tecnología y puedan aplicarla finalmente, unir la academia con el mundo empresarial apoyando proyectos ligados a la sustentabilidad”.

 

Asimismo, el docente Juan José Cabrera señaló: “En este momento estamos mostrándoles a las empresas interesadas que la electrocoagulación juega un papel muy importante para que las empresas puedan recuperar el agua que utilizan y reincorporarla a su ciclo productivo. Nosotros queremos generar conciencia en nuestra comunidad y demostrarles a las empresas que es posible recuperar el agua, que no es necesario botarla al alcantarillado, que no sólo se ciñan con cumplir los estándares de las normas, sino que dejar en las nuevas generaciones la necesidad de que el agua es el recurso más importante para el ser humano”.

Las otras empresas  socias de CIRPAN interesadas en testear el prototipo son Quimilab, Ecotrans y Saval.

Fuente: INACAP Sede Renca