gerdau_10022014Este proceso de fabricar acero a partir de chatarra tiene una huella de carbono equivalente a sólo el 25% del promedio mundial de la industria del acero, el aporte de Gerdau en Chile ha sido fundamental para la descontaminación de la Región Metropolitana, pues se evitó emitir un total de 7 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. Esto es equivalente al total de las emanaciones de todo el parque automotriz de Santiago, es decir 1,7 millones de automóviles, durante 20 años.

Además, el reciclaje de acero permite un ahorro sustancial de energía, que alcanza al 50% de la utilizada por el proceso tradicional, energía que permitiría iluminar por todo un año una ciudad de 80.000 habitantes.

El gerente general de Gerdau en Chile, Italo Ozzano, explicó que “Hoy, el 50% del acero que se consume en Chile es importado, principalmente desde China. Mucho de él no está cumpliendo con las normas de calidad, ambientales y laborales que se exigen en Chile, tornándose en una clara competencia desleal, que destruye a la industria local y sus puestos de trabajo altamente calificados. En Gerdau, no sólo cumplimos todas estas normas, sino que nuestros estándares de producción están muy por sobre ellas, por lo que las importaciones de acero asiático representan una tremenda competencia desleal. Este punto hay que abordarlo a nivel de gobierno para permitir que la industria nacional compita en igualdad de condiciones con los productos importados. De lo contrario, se producirá una destrucción de nuestra capacidad manufacturera y una importante pérdida de puestos de trabajo altamente calificados. Estas plazas son irrecuperables, disminuyendo así la calidad de los profesionales y técnicos chilenos”.

Gerdau en Chile está comprometida con seguir contribuyendo a la descontaminación del país, es por eso que ha desarrollado programas para el retiro de chatarra ferrosa de las regiones más extremas, como son Isla de Pascua, Juan Fernández y la Antártida, en cooperación con el Ministerio del Medioambiente, la Armada de Chile y la Fuerza Aérea de Chile.

Para este año, Gerdau procesará y transformará en acero de calidad para la construcción otro medio millón de toneladas de chatarra, lo que la convierte en la mayor empresa recicladora del país y en una de las que más sustentables por su contribución al cuidado del medio ambiente.