A través de una metodología única, el estudio CRAMM VSN™ Chile 2014 –realizado por Pullen & Dockendorff Consultores, con el patrocinio de Sofofa- permitirá a las empresas tener una mejor relación con las comunidades, lo cual les permitirá anticiparse a conflictos. Pullen & Dockendorff Consultores presentó los resultados del mayor estudio realizado sobre Valor Social Neto de nuestro país: CRAMM VSN™ Chile 2014.

Esta iniciativa refleja nuevos estándares que permitirán a las empresas tener una mejor relación con las comunidades, es decir, constituye un nuevo paradigma de cómo las compañías tienen que relacionarse con ellas, lo cual les permitirá anticiparse a conflictos.

Durante la actividad, el presidente de Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, destacó que estudios como éste “son muy útiles, ya que le permiten a las empresas medir certeramente la calidad en la toma de decisiones, en el diseño de sus políticas y en la gestión de riesgos de sus gobiernos corporativos”.

“Esto ayuda también a tener las herramientas necesarias para anticipar y gestionar efectivamente frente a los riesgos que corre la empresa, con una planificación bien diseñada”, continuó.

Asimismo, estuvieron presentes los directores de Pullen & Dockendorff, William Pullen y Marta Dockendorff. Pullen indicó que, por primera vez, las instituciones y empresas en Chile “podrán conocer los impactos en sus comunidades con precisión, identificar sus riesgos, redefinir umbrales, adelantarse para generar cambios de gestión y gobierno. Será inexcusable no atender a información sobre el estado del entorno si queremos rendimientos de largo plazo. Y, por cierto, mejores empresas”. Agregó que el éxito en el mercado “se logra con la competencia entre empresas, el éxito en las comunidades se logra con la colaboración entre empresas y comunidades”.

En tanto, la directora de Pullen & Dockendorff, Marta Dockendorff, señaló que CRAMM VSN “constituye un instrumento de gestión fundamental para el proceso decisorio informado de la alta dirección empresarial. La eficacia de un gobierno corporativo depende de la atención que otorgue a las necesidades de sus públicos de interés y a una exhaustiva gestión de riesgos externos, además de otros, como deber de cuidado y transparencia, que ya tienen estatura legal. Los avances en términos regulatorios dan cuenta de que los estados deseados serán cada día más exigibles”.

En la actividad también participó el consejero para el Consejo para la Transparencia, Alejandro Ferreiro, destacó que la presentación del estudio, que por primera vez mide el Valor Social Neto, puede ser esencial en las discusiones y decisiones que toman los gobiernos corporativos de las empresas. “Elimina una de las excusas frente al directorio de que esta variable no se puede gestionar”, señaló y enfatizó que una herramienta como esta, permite medir los riesgos sociales de un proyecto, aportando incluso a su mayor valoración económica.