Eyzaguirre destaca positivo Imacec y anticipa que Presupuesto 2018 buscará generar condiciones para que “despliegue privado llegue a su máximo potencial”

Ministro Nicolás Eyzaguirre comenta cifra Imacec de julio en sala de prensa del Ministerio de Hacienda.

“Esto es una señal del sector privado, que está volviendo a ocupar la cancha. Lo que corresponde en este momento, como lo he estado señalando, es que la política macroeconómica despeje esa cancha sobre la base de un comienzo de consolidación fiscal”, sostuvo el ministro de Hacienda.

Aunque precisó que el dato de un mes no constituye una tendencia completa, manifestó que esto se suma a otras cifras como el repunte de la Bolsa local y los datos de empleo asalariado, los que, “constituyen ya un conjunto de señales que nos hacen estar no confiados, pero sí esperanzados en que las cifras por delante también van a continuar en esta senda”.

SComo una cifra “positiva que se inscribe en la tendencia de lo que tanto el Banco Central como el Ministerio de Hacienda y el propio mercado habían estado anticipando”, calificó el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, el avance de 2,8% que registró el Imacec de julio, informado esta mañana por el instituto emisor.

Junto con subrayar que se trató de un registro más favorable al esperado, el secretario de Estado sostuvo que la cifra del séptimo mes del año “se encamina en la dirección correcta”. Agregó que “esto es una señal del sector privado, que está volviendo a ocupar la cancha. Y lo que corresponde en este momento es que la política macroeconómica despeje esa cancha sobre la base de un comienzo de consolidación fiscal en el próximo presupuesto, que genere las condiciones financieras para que este despliegue privado llegue a su máximo potencial”.

En este sentido, insistió en que “es una buena noticia, es una buena noticia para el futuro de los empleos; para el futuro de los salarios y nos llena de satisfacción”.

Consultado respecto a si con esta cifra se consolidan estimaciones más auspiciosas para el resto del año, la autoridad fiscal manifestó que “todavía es temprano para afirmar categóricamente qué es lo que va a ocurrir en el resto del año, pero sin duda alguna que se inscribe en la trayectoria correcta para llegar a cifras de ese orden para el año y ciertamente lo que es más importante para la familia chilena, cifras bastante mejores para el próximo”.

El ministro Eyzaguirre fue requerido respecto a si es posible hablar de reactivación. Al respecto, precisó que “obviamente un mes no constituye una tendencia completa”, pero detalló que existe un conjunto de señales –como las cifras de generación de empleo asalariado y el desempeño de la Bolsa de Comercio– “que nos hacen estar no confiados, pero sí esperanzados en que las cifras por delante también van a continuar en esta senda”.

Repunte de la minería

El titular de Hacienda fue consultado también respecto al repunte de la minería. Ante esto, dijo que la categoría de país minero de Chile “conlleva una cantidad de fortuna el haber sido dotado con estos grandes yacimientos, pero también una debilidad, que es cuando la minería anda relativamente bien, que depende del ciclo mundial, las cosas mejoran en la economía en general y cuando anda relativamente mal es imposible mitigar completamente como ocurrió en años pasados la menor contribución que hace la minería”.

Agregó que “afortunadamente la minería viene de vuelta y en este Imacec, efectivamente una mayor contribución minera es significativa. Esto no es sólo minería, porque el Imacec no minero también fue relativamente interesante, así que esperamos que junto a la producción minera se vaya produciendo un efecto derrame hacia el resto de los sectores: comercio, actividad inmobiliaria y en definitiva la economía pueda ir poco a poco retomando su velocidad crucero”.

En lo referente al rol de la inversión pública ante un mejor escenario, Eyzaguirre explicó que “aquí hay que combinar con verdadero arte las distintas piezas de la reactivación”. Detalló que cuando el sector privado “comienza nuevamente a tomar impulso, a invertir, a generar más producción, más empleo, a diferencia del ciclo anterior en que producto de las condiciones generales había más bien retraído su actividad, es necesario que el sector público le dé espacio”.

Agregó que “eso en concreto significa el comienzo de la consolidación fiscal, lo que genera el círculo virtuoso de condiciones crediticias más favorables para el sector privado, lo que permite que esta reactivación privada se haga completamente fluida”. Asimismo, dijo que el foco está en combinar una consolidación fiscal sin dejar atrás la inversión pública, “que también es un factor coadyuvante en la recuperación privada en el marco de un presupuesto de consolidación”.

Consultado por las declaraciones del candidato presidencial de la oposición, quien pidió un presupuesto con holguras positivas, el ministro de Hacienda respondió que es normal que los gobiernos “tengan una cantidad de proyectos que comprometen gastos hacia los años del futuro gobierno”, pero dijo que el Ejecutivo respetará lo que calificó como una “tradición republicana”, “que la proyección de ingresos fiscales para el próximo gobierno exceda los compromisos de gastos a objeto que haya un espacio donde la próxima administración defina sus particulares prioridades. Eso es cierto no sólo para el 2018 sino para los 4 años del futuro gobierno”.

Insistió en que “hay otra discusión que es algo distinta que es el fondo de libre disponibilidad para el año 2018 en concreto, y ambas cosas que son tradiciones republicanas dentro del marco de austeridad que yo les he planteado se respetarán”.

Frente al llamado de Sebastián Piñera a “cortar grasa” en el marco de la elaboración del Presupuesto 2018, Eyzaguirre cuestionó el término precisando que a su juicio “no es un concepto muy honroso para quienes están en esos programas, en cualquier lado, ser tratados de grasa”. No obstante, planteó que “uno nunca puede rechazar la idea, y yo lo tomo como una contribución, que hay programas que son relativamente más ineficientes, que se justifican menos. Por lo tanto, para hacer una discusión republicana de futuro, lo mejor es que se identifique exactamente dónde está esa grasa, dónde están los funcionarios que estarían ejecutando proyectos que no parecen ser necesarios y eso sin duda contribuye al debate presupuestario”.

Dejar Comentario