El foco en el costo y las expectativas

24 Junio 2013
Es preocupante el manejo de las expectativas que producen las propuestas de los presidenciables de la “nueva mayoría”, indica el Presidente de CIRPAN, Juan Carlos Martínez, en esta nueva columna publicada en Diario Estrategia.
Las mediciones económicas muestran que en los primeros cuatro meses del año la economía solamente creció un 4,2% y se está desacelerando. Las últimas semanas ha habido malas noticias respecto de la performance financiera de varias empresas que, a pesar de los aumentos en sus ventas, han presentado caídas en las utilidades de 8,6%, mientras la Bolsa de Comercio acumula una baja de 7,9%.

Según datos de la CBC, de una cartera de proyectos mineros de US$120 mil millones, el 46,4% está con status “sin confirmar”, es decir, detenidos. Los costos de la minería han subido 45%, esto se debe a la baja ley del mineral, el alto costo de la energía, baja productividad (el sueldo promedio en la minería es de $3,9 millones al mes). Y se suman los temas ambientales y rechazo de las comunidades.
Todo lo anterior es abordable y se puede solucionar. Lo que es preocupante es el manejo de las expectativas que producen las propuestas de los presidenciables de la “nueva mayoría”; la propuesta de asamblea constituyente por las buenas o por las malas, las propuestas de gratuidad en la educación, que requieren sobre los US$5 mil millones, que deberán salir de una reforma tributaria que no se sabe cómo se va a estructurar- y el anuncio de intervención o el fin de dos de los pilares de generación de ahorro en nuestro país, como son las AFP con las pensiones de las personas y el FUT con utilidades no retiradas de las empresas, invertidas en capital de trabajo, instalaciones y en máquinas y equipos.
La teoría económica nos dice que la tasa de crecimiento de un país depende en forma importante de la cantidad de inversión que efectúan las empresas y esta inversión va a depender de las expectativas de los empresarios. Esto último hace que se levanten muchas cejas y probablemente se resuelva optar por una posición de prudencia ante la incertidumbre, dejando muchos planes de inversión en espera, aguardando el futuro desenlace.

Fuente: Estrategia

Dejar Comentario