IMG_9055IMG_9055La libre competencia en el mercado es el mejor asignador de recursos, pero siempre debe ir de la mano de una actuación ética y responsable.

Columna CIRPAN, Septiembre de 2014.

Por Juan Carlos Martínez Zepeda

Presidente del Círculo de Empresas Panamericana Norte, CIRPAN A.G.

http://www.estrategia.cl/detalle_columnista.php?cod=9600

 

IMG_9055Leyendo algunos documentos olvidados encontré un escrito que habla acerca de los principios que debe seguir un empresario o emprendedor. En el texto se detallan diez principios y creencias fundamentales en las que debemos basarnos para soñar y construir una mejor sociedad.

Los empresarios debemos ser líderes que generen impacto positivo en la sociedad a través de la generación de empleos de calidad, que ofrezcan alternativas y oportunidades ciertas para mejorar la calidad de vida de las personas.

Como primer punto y esencial debemos defender la iniciativa privada como factor fundamental del desarrollo. Como segundo punto, siempre va de la mano que creemos en la libertad económica, política y social con bases en la democracia. Las personas deben vivir en paz y crecer -en un orden social y convivencia pacífica- que nos de la seguridad para vivir, trabajar y ejercer en plenitud nuestras libertades y derechos personales.

Para crecer y poder desarrollar innovaciones debemos trabajar junto al Estado, pero creyendo en la subsidiaridad.

La libre competencia en el mercado es el mejor asignador de recursos, pero siempre debe ir de la mano de una actuación ética y responsable.

El empresario tiene un rol social importante, gracias a la solidaridad que se debe ejercer dentro de la empresa y la sociedad entera. El crecimiento y creación de empleos de un país pasa principalmente por la creación de nuevas empresas y éstas son las llamadas a ser el motor generador de bienestar, riqueza y centro de la convivencia e integración social.

El sistema de empresa privada es – de todos los conocidos – el que se ha demostrado en el mundo como el que mejor promueve el progreso, libertad y desarrollo pleno de las potencialidades humanas.