Cambiar el Switch de Recibir a Dar

editorial_estrategia_jcmartinez_okEl saludo de Navidad de nuestra Asociación Gremial a sus socios y amigos hace referencia al Evangelio según San Lucas 6: 38 “Den, y se les dará; recibirán una medida bien llena, apretada y rebosante; porque con la medida que Uds. midan, serán medidos”.
Hace muchos años vi este pasaje bíblico en una revista de negocios estadounidense y hoy puedo constatar que es totalmente cierto: se cosecha exactamente lo que se siembra y recibimos proporcionalmente a la misma medida que damos y es una de las claves del éxito.
Dar, aportar, contribuir, entregar, servir a los demás inicia el proceso de recibir, porque enriquece y constituye el mejor regalo para uno mismo.
Cada persona debe dar lo que su corazón le dicta, no importa la cantidad, lo que vale es la actitud. La generosidad no tiene que ver con la cantidad de dinero que se posee, pero sí tiene mucho que ver con la visión que se tiene de la vida. Es dar tiempo, mostrar preocupación e interés por los demás. Es escuchar a nuestros pares, colegas, trabajadores, familiares, amigos. Interesarse por saber cómo están, darles un consejo o ánimo ante situaciones difíciles por las que puedan estar pasando.
Esta actitud construye “capital social”, permitiendo que prospere la colaboración y como consecuencia, recibir las múltiples oportunidades que surgen de esta relación, que muchas veces nos dan diversos beneficios de vuelta.
Es importante que se mire a las empresas como a un buen ciudadano corporativo, producto del trato considerado y respetuoso hacia clientes, proveedores, trabajadores y vecinos. Que participe en diversas acciones de ayuda y cooperación además de entregar el mejor producto y servicio al mejor precio. Los trabajadores de una empresa así se sienten “orgullosos” y se transforman en sus mejores embajadores.
El motivador Jim Rohn decía que “no es el tiempo que tú inviertes, es la inversión que tú haces con el tiempo que dedicas a las personas que te importan, eso hace la diferencia”.

Fuente: Estrategia

Dejar Comentario